Make your own free website on Tripod.com

logoantiestatal.gif

Anti-taurino

Home
Chat antiestatal
Audio y video
BANDAS
Editorial
Anarquía
Anarquistas frente al chavismo
PuNk
Estética
Ska
Skinhead
oi! oi! oi!
HxC y SxE
Cultura punk
Cultura gotica
SK8PunK
laboratorio animál
Okupa y Resiste
Anti - Fascismo
Anti-taurino
Antisociedad
Anti - nike
Anti - tv
Anti-moda
Anti militarismo
Anti globalizacion
Anti patriotismo
Mc Donalds
Reciclaje
Inseguridad
Falso anarquista
Organizaciones anarquistas de Venezuela
Historia del anarquismo en Venezuela
Carta abierta al papa
Links

antitaurino.jpg

Si un insecto se posa en un toro, éste lo espanta inmediatamente demostrando asi la extremada sensibilidad de su piel. La pica o puya acaba en una punta de acero de unos 14 cm de largo que debe prenetar "sólo" 3 cm a la altura de la cruz. En la práctica, los picadores aumentan la penetración que puede llegar hasta 9 cm llegando a perforar el pulmón lo cual provoca una hemorragia que limita la capacidad del toro.

Las banderillas son afilados arpones de 6 cm a 8 cm que los banderilleros clavan, en número de 4 a 6, cerca o dentro de las heridas hechas por los picadores. Estos arpones tienen la falcultad de actuar como palanca a cada movimiento del toro oradando y desgarrando todos los músculos del cuello.

Se mata al toro clavándole una espada entre las vertebras del cuello para llegar al corazón y fulminarle. Esto no ocurre prácticamente nunca. El toro malherido en un pulmón, una arteria o el corazón, agoniza gimiendo lastimosamente y vomitando sangre. Debe ser rematado con la puntilla, un puñal corto cuyo destino es seccionar la medula espinal lo cual, supuestamente, acaba con el sufrimento del animal, que ironia si las "personas" a las cuales les gustan las corridas de toros dicen que el toro no sufre. Eso tampoco ocurre así y el toro queda paralizado pero consciente durante todo el proceso de arrastre y posterior despiece.

Todos los derechos A LA MIERDA
www.antiestatal.tk 100% Autogestionada
Piratea y difunde
Anticopyrights