Make your own free website on Tripod.com

logoantiestatal.gif

Inseguridad
Home
Chat antiestatal
Audio y video
BANDAS
Editorial
Anarquía
Anarquistas frente al chavismo
PuNk
Estética
Ska
Skinhead
oi! oi! oi!
HxC y SxE
Cultura punk
Cultura gotica
SK8PunK
laboratorio animál
Okupa y Resiste
Anti - Fascismo
Anti-taurino
Antisociedad
Anti - nike
Anti - tv
Anti-moda
Anti militarismo
Anti globalizacion
Anti patriotismo
Mc Donalds
Reciclaje
Inseguridad
Falso anarquista
Organizaciones anarquistas de Venezuela
Historia del anarquismo en Venezuela
Carta abierta al papa
Links

inseguridad.jpg

La situación se ha tornado ya inaguantable para toda la gente. Parece mentira que en el tercer mileño tengamos que soportar los tormentos que nos provoca el flagelo harto conocido de la inseguridad.
Resulta increíble que las personas no puedan caminar tranquilas por la calle por encontrarse siempre temerosas de toparse, a la vuelta de la esquina, con los asesinos de todos los días, con los rufianes que vagan, o mejor dicho, patrullan las ciudades. Hordas de canallas que imponen el temor a los vecinos, golpean a nuestros hijos y mantienen a las familias encerradas en sus casas, pues la noche y el día parecen pertenecerles, y ¡guay!, guay de aquel que ose enfrentarles pues son ellos mafias tan organizadas que hasta tienen uniforme y es frecuente, del mismo modo, que secuestren a la gente y las encierren por largos años en condiciones aterradoras, porque son, como dije, un hampa entrenada que hasta tienen lugares especiales para esa vejación. Pero el peligro no se agota allí, pues estas personas, si es que se las puede llamar así, también se camuflan entre la gente y aparentan tanta normalidad y humanidad que es muy difícil reconocerles, y así, infiltrados entre nuestras gentes, cometen sus fechorías y preparan el terreno, informan a sus cabecillas, y dan el golpe para matarnos, violarnos, robarnos y hasta torturarnos.
Trabajan junto con otros granujas, pues sus cómplices se cuentan por centenares, y forman todos una gran manada de golfos que comete sus oprobios por todos los rincones. Así, no podemos siquiera ir seguros a trabajar ya que sabemos que allí nos espera el depredador que nos robará casi todo el sueldo.
El hampa crece día a día y los asesinos cada vez son más y con más poder. Ya no estamos tranquilos ni en nuestros propios y humildes barrios donde tenemos que escuchar sus gritos, el ruido de sus armas, sus órdenes. Viendo como atacan a nuestros amigos, como se llevan a la rastra a nuestros parientes, hermanos, compañeros. Así, las calles donde de chicos jugábamos inocentemente sin darnos cuenta de que estas bestias de bajos fondo espiaban desde sus autos de vidrios oscuros, son las mismas calles que hoy son escenario de la prepotencia diaria de estos sádicos bribones que en las altas horas del sueño, mientras todos duermen, ellos planean sus ultrajes y, como jaurías que son, interrumpen el apacible manto negro de la noche con esas luces azules, que sus carros de asalto despiden, iluminando los rostros llorosos de los chicos.
Amontonan a la gente en camiones y las llevan ante sus despóticos jefes quienes ordenan secuestrarlos y encerrarlos y, a veces, piden un rescate a las familias de los damnificados para soltarlos por un tiempo. Vilipendio y humillación es lo que nos espera en la rudeza de sus garrotes. ¿Hasta dónde va a llegar este sufrido pueblo víctima de los atropellos de estas tropas de animales armados?, basuras, matones cuyo cínico descaro llaga al punto de nombrar a su vil escondite con la frase Al servicio de la comunidad.


Flor de loto

Todos los derechos A LA MIERDA
www.antiestatal.tk 100% Autogestionada
Piratea y difunde
Anticopyrights